martes, 19 de octubre de 2010



En impasses de silencio, encuentro. Mi música lenta y suave. Vengo soñando siestas muy raras, estoy atento y escribiendo al respecto. Leí en un libro de fisiología animal sobre el sudor y las glándulas sudoríparas mamíferas que hablaba, formalmente, de los perfumes de la piel. Decía del almizcle, la esencia que también se usa en muchas fragancias comerciales. No puede uno leer ésto sino en clave erótica, remitido a la memoria sensorial.
Frente a estímulos salvajes,
todo lo que no es animal,
parece no existir.

5 comentarios:

un barrilete dijo...

si me pasás info sobre eso estaría agradecido. :)

Rodia dijo...

encantado, sí :) ese material es tremebundo. vale, nos localizamos por emesene.

Luz dijo...

"
Frente a estímulos salvajes,
todo lo que no es animal,
parece no existir.
"

ayyy porfavor.

tincho for president.-

Anónimo dijo...

grandiosidad. justo estoy leyendo 'El Perfume'. invasión.
saludos! alfonso

Anónimo dijo...

grandiosidad. justo estoy leyendo 'El Perfume'. invasión.
saludos! alfonso