jueves, 6 de marzo de 2008

La Môme

Edith, es la única que logra decir las palabras justas. Aborrezco las cursilerías pero ella, francamente, galantea cada palabra que escoge gritar. Transitó como La Môme, nació debajo de farolas, amó a decenas de amantes entre violentos destellos de pasión, muerte y soledad. Muere adicta a la morfina, vieja y hastiada; paradójica y parisínamente su vida no fue en Rose.
Crean que odio decir esto pero consigue, en mi, desvanecer toda borra de estabilidad. Supura nostalgia, relatos de la Europa bélica y glamorosa. Gesticula. Es poeta en la noche, desagradable timbre de voz que suma prosélitos, es unique.



mi amor ¿crees que nos amamos?
dios reúne a aquellos que se aman.
Hymne à l'amour. Edith Piaf (1915-1963)

3 comentarios:

charly dijo...

un jour cet air me rendra folle

charly dijo...

(sí, un día este aire me volverá loca)

Anónimo dijo...

eee.. allóo ??