miércoles, 21 de julio de 2010

Escafandra

Estoy como el caño, el caño de un baño,
mojado por dentro, seco del revés.
Sí, estoy así. Desacoplado. Perdidísimo. Veintiún planetas Saturno con patadas ninja torciéndole el brazo a todo tipo de estabilidad conquistada. Mojado por dentro; por fuera seco, seco. Un potus perdiendo brillo. Temo que las "Señoras que riegan potus" se deshagan de mi rápido.
En fin, es vida, no dejo de celebrarla. No es tristeza, no es depresión. ¿Existencialismo? Menos. Es un poco de ciclotimia sí, más es desarraigo.
Encontrar cierto regocijo en la auto-flagelación.

Manoblanca, ¡La mano que habla!

3 comentarios:

un barrilete dijo...

y ahora ser hermético (8) parece más armónico que autodestructivo. no debería haber googleado.
no, no. no debería.

(las señoras que riegan son muy yeguas. vos esperá que venga a mearte un perro. puede ser una contradictoria salvación. :P)

Anónimo dijo...

el potus crece lindo en la cocina. estacionate un tiempo ahí. que te dé el solcito. no muy cerca del horno.
genial 'caño de baño', cacofonía estetizante. salut! alfonso

Luz dijo...

mirá este joni las pavadas que escribe, me hace reir ajajjaja

ciclotimia?
qué es eso?

romántica y colérica, diría yo...

: P


beso, bello!